Cuando la música se convierte en inspiración

Cuando la música se convierte en inspiración y la inspiración se transforma en historias es cuando nace Non-Girly Blue.

Somos un experimento literario conformado por mujeres amantes de las letras y la música. Cada quince días nos alternamos para recomendar una canción sobre la cual las demás non-girly blues soltamos la imaginación y nos inspiramos para escribir... escribir relatos, historias, cuentos, personajes y a veces hasta poemas. ¿Y por qué no pues?

[Publicaciones y canciones nuevas cada quince días]

20150220

Una mujer

Relato inspirado en Let's Stay Together de Al Green.


















Una mujer que escribe, una mujer que piensa, una mujer que se pregunta en la mañana y en la tarde, y en la noche se vuelve a preguntar. Una mujer que mira el amanecer todos los días como si fuera el último. Una mujer que mira el cielo y las nubes moverse y cambiar de colores y tonos y formas, y llora. Pero no, una mujer que no llora. Una mujer que se cansa, una mujer que quiere y a veces no. Una mujer que no quiere. Una mujer sílaba. Una mujer palabra. Una mujer adjetivo y adverbio y adverbio y adverbio. Una mujer que lee y se espanta. Una mujer que se emociona cuando un libro se acaba. Una mujer que hace de todo, menos hacer lo que tiene que hacer. Una mujer que se despierta a las tres de la madrugada y piensa en sus problemas que son los de sus hijos y los de sus hermanos y los de sus amigos y los de sus compañeros y los del mundo y los de todos. Una mujer que suma problemas. Una mujer que no duerme. Una mujer que mira el cielo a las tres de la mañana y recita en su mente los nombres de las estrellas.

Una mujer.

Una mujer silencio. Una mujer paréntesis demasiado largo. Una mujer que no sabe detenerse. Una mujer que enloqueció y no sabe a qué hora fue eso. Una mujer sí. Una mujer no. Una mujer que abre los ojos en la mañana y no tiene miedo. Una mujer que se pregunta por qué las montañas son azules y no verdes. Una mujer que les dice adiós a sus hijos todas las mañanas. Una mujer. Una mujer que ama a un hombre, pero a veces no. Una mujer que sonríe cuando no debe. Una mujer que sufre por las palabras. Una mujer que sufre por las palabras que desata de su boca. Una mujer que se arrepiente. Una mujer que quisiera. Una mujer que no. Una mujer equis. Una mujer cero a la izquierda. Una mujer buena para nada. Una mujer mala para todo. Una mujer que ha destruido tantas canciones amarrándolas a recuerdos. Una mujer que tira recuerdos por las ventanas. Una mujer envuelta, una mujer bandera, una mujer pancarta. Una mujer que no cree.

Una mujer.

Una mujer con recuerdos felices. Una mujer contradicción. Una mujer que se perdió y no se encuentra. Una mujer que se hace un moño. Una mujer que mira la luz caer oblicua por la ventana. Una mujer que aprendió a mirar. Una mujer con miedo. Una mujer que escucha el mar. Una mujer con gatos y sin licencia. Una mujer con polvo en los ojos. Una mujer que se derrite en su mirada. Una mujer que compra flores. Una mujer que no espera regalos. Una mujer que no quiere nada. Una mujer que camina descalza. Una mujer que se sorprende con la lluvia. Una mujer que espera. Una mujer que es paciente. Una mujer que marca los libros con tinta y quiere entender el azul de la distancia.

Una mujer en un pozo. Una mujer que es un pozo. Una mujer volcán. Una mujer que va a estallar.

Una mujer que es miles de mujeres todos los días. Una mujer que no sabe cómo seguir con todas, pero las acepta, las acompaña y decide quedarse con ellas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario