Cuando la música se convierte en inspiración

Cuando la música se convierte en inspiración y la inspiración se transforma en historias es cuando nace Non-Girly Blue.

Somos un experimento literario conformado por mujeres amantes de las letras y la música. Cada quince días nos alternamos para recomendar una canción sobre la cual las demás non-girly blues soltamos la imaginación y nos inspiramos para escribir... escribir relatos, historias, cuentos, personajes y a veces hasta poemas. ¿Y por qué no pues?

[Publicaciones y canciones nuevas cada quince días]

20150224

Sabor a madera y hielo

Relato inspirado en "Let's stay together" - Al Green

Hoy tengo ganas de poder tomar. ¿Te acordás, vos, de cuando podía tomar un montón de whiskey? Te preocupabas incluso, al verme insistir en que quería otra ronda, derramar la cerveza, continuar sacando palabras de allí donde parece que no hay nada más, para luego subirme a otro carro y seguir tomando de ese whiskey que vive en mi bodega.

Pues sí, si yo no manejaba ni nada. El peligro era únicamente no despertarme cuerda al día siguiente, sino colgando de la misma cuerda que afloja mi cordura que solo a veces me preocupaba.

Hoy tengo ganas del lujo de poder saborear el sentimiento de pérdida y confusión, a punta de tabaco y ese sabor a madera y hielo. Que se pierdan de vista los himanes de la cocina al beneficio de una madrugada que se extiende. Que corran libres mis deseos y que me estanquen mis ilusiones, mi pasiones, mis reacciones, mis decisiones cuestionables y mi sed.

Hoy tengo ganas de perderme en mis preguntas y recuerdos. Que brinquen y me saquen de quicio mis ansias, hasta que me lleven a espacios inéditos en los que puedan dialogar todas las partes que habitan en mí para poder alcanzar los momentos que todos dicen deber perseguir. ¿Te acordás cuando me reconocías en todos mis altos y bajos? Me deslisaba del sofá en el que bailaban las consecuencias de borracheras al cobrar consciencia posthuma de las sensaciones y las réplicas de una libertad que no fue, que fue atrapada, animada; distinta.

Hoy tengo ganas de permitirle a mi cuerpo pruebas abstractas de contradicciones aparentes e intercambiar mensajes con quien quiera degustar sin adueñarse de nada, pero también de rendirme a solas, de tirar la toalla antes de volverla a agarrar, antes de seguir. Cuando despierte empapada de más, con el peso sobre el ceño; cuando me hayan sacudido momentos que entienden de dualidad y expresiones de la misma, y cuando yo sepa adonde ir… Ahí es cuando vendré a recoger los pedazos que valen la pena, lo que no pesa, lo que suma, lo que haga posible la vida con las expresiones que topan, se caen, se aquebrantan y regresan.

Hoy tengo ganas de nadar en lo que temo me va a volver loca y de verme enfrentada a las manifestaciones de lo que comparto de mi ser. ¿Te acordás de las cartas a las que ninguno le ponía mucho cuidado, pero que lograban rescatar las dimensiones de nuestras vidas? Y aunque lo recuerdes o lo hayas olvidado, aunque sea difícil no disociar el ahora, aunque se sienta como ayer…


Tengo ganas de poder bajarle un poco a la luz, mas no dormirme. De aplaudir al encontrar la mejor manera de convivir con los altos y bajos que me acarician cuando les digo que me dejen, de reír con la seguridad de que a mí sí me hace sentido y de vivir tranquila con una mente inquieta. Que mis reproches se evaporen y le abran el paso a sumergirme en cada emoción que me atraviese, cada verbo que me anime, cada ráfaga de escenarios improbables que me impactan antes de tiempo. Que  mi refugio se extienda más allá de los momentos efímeros en los que se fusionan mis recuerdos con mis deseos mis.

1 comentario:

  1. Hulala toda una glamurosa y apasionada obra de arte mis respetos y pixiendo permiso de descargar pero... #comoleago

    ResponderEliminar