Cuando la música se convierte en inspiración

Cuando la música se convierte en inspiración y la inspiración se transforma en historias es cuando nace Non-Girly Blue.

Somos un experimento literario conformado por mujeres amantes de las letras y la música. Cada quince días nos alternamos para recomendar una canción sobre la cual las demás non-girly blues soltamos la imaginación y nos inspiramos para escribir... escribir relatos, historias, cuentos, personajes y a veces hasta poemas. ¿Y por qué no pues?

[Publicaciones y canciones nuevas cada quince días]

20140216

Héroes del Silencio y Con Nombre de Guerra

El problema con los Héroes del Silencio es que probablemente se popularizó demasiado y sus canciones sonaron hasta el punto del cansancio en fiestas, festivales y en la radio: Entre Dos Tierras, Maldito Duende y La Chispa Adecuada, son un ejemplo de ello. Además, hay que tener un gusto particular para saber "entender" la tesitura y extensión vocal de su líder, Enrique Bunbury. Sí, ya sé, mi muchachito canta como que lo estuvieran ahorcando.

Pero no hay que restar el mérito que tuvo el grupo, trayendo una propuesta nueva a finales de los 80's, cuando pocos grupos en español se atrevían a profundizar en las letras, en las que Bunbury se dejaba influenciar por poetas de la talla de Baudelaire, William Blake, Neruda y Benedetti. Podríamos decir que no es por poco que Héroes del Silencio haya sido nombrado como el segundo mejor grupo de rock en español por la revista Rolling Stone en el 2012 y Enrique Bunbury haya sido catalogado como uno de los artistas más influyentes de la música española en el 2004.


Con Nombre de Guerra tal vez sea una de sus canciones menos conocidas, pero allá en el año 90, con el lanzamiento de su disco Senderos de Traición, y el descubrimiento de que mis pensamientos e ideas podían ir hacia donde yo quisiera, de alguna manera esa canción me cautivó, quizás porque contaba, o cuenta una historia simple, real y sin final. La entrada con percusión y cuando luego se une la guitarra, me parecen de las mejores introducciones de una canción... Por momentos parece que no va a pasar nada. Es un suspenso necesario y perfecto para la primera línea de la canción:

Entra despacio, que nadie oiga tus pasos.

Con Nombre de Guerra es mi recomendación para esta semana. Veamos que sale del ejercicio. Y bueno, si me dejan elegir una más, Malas Intenciones es mi segunda favorita de ese álbum.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario